El aprendizaje cooperativo en Primaria


El aprendizaje cooperativo es una de las estrategias metodológicas que se proponen en la nueva ley educativa, la LOMCE. Como tantos aspectos innovadores de los que se habla hoy en día en pedagogía, la relevancia del aprendizaje cooperativo tiene algo más de 20 años. Además, ya estaba entre las recomendaciones metodológicas de las leyes educativas anteriores, como la LOE o la LOGSE.

Las investigaciones de Johnson & Johnson sobre el aprendizaje cooperativo

Efectivamente, fueron las investigaciones de Johnson & Johnson en el comienzo de los años 90, las que pusieron de manifiesto el aprendizaje cooperativo y su relevancia. En realidad estudiaron diferentes formas de agrupamiento para ver cuál podía ser más eficaz.

Aprendizaje competitivo

Una de las formas era el aprendizaje competitivo, en el que los estudiantes compiten entre sí para lograr los resultados previstos. En esta forma de aprendizaje, cuando se lleva a cabo en grupos, se considera que uno consigue el objetivo si y solo si los demás no lo logran.

Por ejemplo, el grupo que elabore el mejor mural sobre el sistema solar gana un cheque regalo en material escolar.

Aprendizaje individual

La segunda forma que investigaron fue el aprendizaje individual. Cada uno debe preocuparse por conseguir solo los propios objetivos, al margen de lo que hagan los demás.

Por ejemplo, obtiene un punto más en la evaluación final el que presente un resumen individual de un libro.

El aprendizaje cooperativo

Por último, en la situación de aprendizaje cooperativo el grupo tiene que trabajar conjuntamente porque se logran los objetivos si, y solo si, cada miembro del equipo consigue los suyos.

Por ejemplo, el equipo debe presentar un tema sobre los parques naturales de su región. Para ello deben recopilar datos, elaborar una presentación y exponerla en clase.

Resultados de las investigaciones de Johnson & Johnson

Las investigaciones descubrieron que el aprendizaje cooperativo, sin competición entre los grupos era el que mejor rendimiento obtenía. Esto no implica que el aprendizaje cooperativo sea la única forma de agrupamiento que se proponga en Educación Primaria. Ya que será necesario que los alumnos aprendan otras formas de aprendizaje: individual y también competitivas.

Los beneficios del aprendizaje cooperativo

Estudios sobre el aprendizaje cooperativo ponen de manifiesto que esta forma de agrupamiento tiene otros beneficios:

  • Desarrolla habilidades interpersonales y de trabajo en equipo.
  • Fomenta la responsabilidad personal, la flexibilidad y la autoestima.
  • Favorece la integración de alumnos con dificultades.
  • Suele provocar entusiasmo y motivación.

Fuente: Mundo Primaria

Fernando Sánchez García

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s